Versículo para hoy

“Mientras aguardan, confíen en el SEÑOR. Sean fuertes y valientes, y esperen que el SEÑOR les ayudará.”

Salmos 27:14

Palabra de Dios para Todos

LECTURA DEL DIA

Palabra de Dios para Todos
2 Tesalonicenses 2
Isaías 56-58

2 Tesalonicenses 2

El líder maligno

Hermanos, queremos hablarles sobre la venida de nuestro Señor Jesucristo y el momento en que nos encontremos con él. Les pedimos que no se preocupen ni se inquieten fácilmente ni tengan miedo si oyen decir, como si fuera una profecía o un mensaje, que el Señor ya regresó. Tampoco hagan caso si se lo escriben en una carta diciendo falsamente que es de parte nuestra. No permitan que nadie los engañe de ninguna manera. El día del Señor llegará después de que ocurra la rebelión contra Dios, que no sucederá sino hasta que aparezca el hombre perverso destinado a la destrucción. Él está en contra de todo lo que se llama dios o de todo a lo que se le rinde culto. Incluso entra en el templo de Dios y se queda ahí haciéndose pasar por Dios.

Recuerden que cuando estuve con ustedes les dije que eso iba a suceder. Ustedes ya saben lo que lo detiene por ahora, para que el hombre maligno aparezca a su debido tiempo. El poder secreto del mal ya está en acción en el mundo, sólo falta que el que lo detiene se quite del camino. Entonces aparecerá ese hombre maligno y el Señor Jesús lo matará de un solo soplo y lo destruirá con el esplendor de su llegada. El hombre maligno aparecerá por obra de Satanás y tendrá mucho poder para hacer señales milagrosas y falsas maravillas. 10 Por maldad, él hará todo lo que pueda para engañar a los que están perdidos porque no aceptaron amar la verdad para ser salvos. 11 Por tanto, Dios les envía un poder engañoso que actúe en ellos y los haga creer en la mentira. 12 Entonces todos los que no quisieron creer en la verdad y que disfrutaban haciendo el mal, serán condenados.

Escogidos para ser salvos

13 Pero nosotros siempre damos gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor. Está bien que demos gracias porque Dios los eligió para ser los primeros en ser salvos. El Espíritu los purifica por la fe que ustedes tienen en la verdad y así reciben la salvación. 14 A través de la buena noticia que les hemos enseñado, Dios los ha llamado a la salvación para que compartan la gloria de nuestro Señor Jesucristo. 15 Así que hermanos, sigan firmes y crean en las enseñanzas que les hemos dado, en lo que escucharon de nosotros, y en lo que les hemos escrito por carta.

16 Dios nuestro Padre nos amó y con su generoso amor, nos dio consuelo eterno y una esperanza firme. Que él y nuestro Señor Jesucristo mismo 17 les den mucho ánimo y los fortalezcan en todo lo bueno que digan o hagan.


Isaías 56-58

Todas las naciones seguirán al Señor

56 El SEÑOR dice:

«Practiquen la justicia
    y actúen honestamente
porque pronto llegará mi salvación
    y será revelada mi justicia salvadora.
Afortunado el que actúa honestamente
    y se mantiene en ello,
el que respeta el día de descanso y no lo desprecia;
    el que se asegura de no hacer nada malo».

El extranjero que se una al SEÑOR no debe decir:
    «A lo mejor el SEÑOR me separará de su pueblo».
Y tampoco el eunuco debe decir:
    «Soy un árbol seco».
Porque el SEÑOR dice:
«A los eunucos que respeten mis días de descanso,
    decidan cumplir mi voluntad
    y obedecer mi pacto,
les daré en mi templo
    y dentro de mis murallas un monumento a su memoria,
    lo cual es mejor que hijos e hijas.
Les daré un nombre eterno,
    que no será olvidado.

»A los extranjeros que se unan al SEÑOR
    para servir y amar al SEÑOR,
    y para ser sus siervos,
a todos los que respeten el día de descanso sin despreciarlo,
    a los que obedezcan mi pacto,
yo los traeré a mi santo monte
    y haré que sean felices en mi casa de oración.
Aceptaré en mi altar sus ofrendas que deben quemarse completamente y sus sacrificios,
    porque mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones».
Mensaje del Señor DIOS
    que reúne a los dispersos de Israel:
«Reuniré otros a ellos,
    además de los que ya he reunido».

Insensatez de los líderes

Vengan y coman todos ustedes,
    animales salvajes y animales del bosque.
10 Los guardianes de Israel están ciegos.
    Ninguno de ellos tiene conocimiento.
Todos ellos son perros mudos,
    no pueden ladrar.
Están echados, sueñan
    y les gusta dormir.
11 Son como perros hambrientos que nunca se llenan.
    Son pastores sin entendimiento.
Cada cual agarró por su camino,
    y sólo se ocupa de sus intereses particulares.
12 Cada uno dice: «Conseguiré vino,
    vamos a emborracharnos con licor,
que el día de mañana será como el de hoy,
    o aun mejor».

Israel no sigue al Señor

57 La gente honesta muere
    y a nadie le importa.
Los fieles a Dios desaparecen
    sin que nadie entienda que ellos son llevados
    para evitar que sean víctimas de la maldad.
Los que andan honestamente entrarán a disfrutar de paz
    y descansarán en sus lechos.

«Pero vengan acá ustedes, hijos de bruja,
    descendientes de adúltero y prostituta.
¿De quién se están burlando?
    ¿A quién le están haciendo muecas?
    ¿A quién le muestran la lengua?
Ustedes no son más que hijos de pecado,
    gente mentirosa.
Tienen relaciones sexuales entre los robles
    y entre los árboles de abundante follaje.
Sacrifican a sus niños en los valles
    y en las grietas de las rocas.

»El lote que les tocará a ustedes
    estará entre las piedras lisas de los arroyos.
A ellas ustedes les derramaron
    sus ofrendas de bebidas y de cereal.
    ¿Creen que eso me tiene muy contento?
Tú pusiste tu cama en un monte bien alto
    y fuiste allá a ofrecer sacrificio.
Detrás de las puertas y en sus marcos
    pusiste tu símbolo pagano.
Te alejaste de mí, te desnudaste
    y subiste a la cama que alistaste.
Llegaste a un acuerdo con ellos,
    amaste su lecho y contemplaste su desnudez.
Fuiste con aceite de oliva hasta donde estaba Moloc
    y usaste perfumes en gran cantidad.
Hasta lejos enviaste mensajeros,
    incluso hasta abajo, al lugar de los muertos.
10 Te agotaste de tanto peregrinar,
    pero no dijiste: “Esto no tiene sentido”.
Te recobraste
    y no te desmayaste.

11 »¿A quién le tenías miedo,
    quién te asustó para que hayas mentido,
para que te hayas olvidado de mí
    y no me hayas tomado en cuenta?
¿No guardé silencio y yo mismo me oculté
    y por eso no me tienes miedo?
12 Contaré lo buena que eres y tus hechos,
    pero ellos no te servirán de nada.
13 Cuando grites pidiendo ayuda,
    que vengan a salvarte tu colección de ídolos.
A ellos se los llevará el viento,
    desaparecerán de un soplo.
Pero el que se apoye en mí,
    recibirá la tierra
    y poseerá mi santo monte».

El Señor salvará a su pueblo

14 Alguien dirá: «Reconstruyan, reconstruyan,
    preparen el camino, despejen la vía
    para que pase mi pueblo».
15 Porque esto es lo que dice el Altísimo,
    el que vive eternamente y tiene el nombre santo:
«Yo vivo en lo alto y santo,
    pero vivo también con el que tiene su espíritu abatido y humillado.
Le daré nueva vida al de espíritu humilde,
    y reviviré al abatido.
16 Ya no acusaré
    ni estaré siempre enojado,
porque así desfallecerían ante mí
    los seres humanos, a quienes yo hice.
17 Estuve enojado por su codicia perversa,
    así que los castigué,
me oculté de ellos y me disgusté.
    Pero ellos se mantuvieron en su rebeldía.
18 He visto sus caminos, pero los voy a curar.
    Los guiaré y los reconfortaré a ellos
    y a los que compartieron su dolor.
19 Pondré palabras de alabanza en sus labios.
    Les daré paz a los que están lejos
    y a los que están cerca,
y los sanaré,
    dice el SEÑOR.
20 Pero la gente perversa es como el mar agitado,
    que no puede calmarse,
    que arroja barro y basura con sus olas.
21 Mi Dios dice:
    “No hay paz para los malos”.

El ayuno que Dios toma en cuenta

58 »Grita fuerte, sin refrenarte.
    Levanta tu voz como una trompeta.
Dile a mi pueblo cuál es su rebeldía,
    a la familia de Jacob cuál es su pecado.
Día a día vienen a adorarme
    y pretenden que quieren conocer mi voluntad
como si fueran una nación que hubiera hecho lo correcto
    y nunca hubiera abandonado la ley de Dios.
Me piden decisiones justas
    y están ansiosos de acercarse a mí.
¿Para qué ayunamos, si no lo ves?
    ¿Para qué nos humillamos, si no lo notas?

»Ustedes hacen lo que les gusta hacer en su día de ayuno.
    Explotan a todos sus trabajadores.
El ayuno de ustedes consiste en discutir y pelear,
    en golpearse unos a otros con puños perversos.
No es ese tipo de ayuno el que les servirá
    para hacerse oír en los cielos.
¿Es que acaso este es el ayuno que yo elegí?
    ¿Un día para afligirse uno mismo?
¿Inclinarse con la cabeza agachada como un junco?
    ¿Acostarse con ropas ásperas y en ceniza?
¿A eso es a lo que ustedes llaman un día de ayuno
    que le agrada al SEÑOR?

»¿No es más bien el ayuno que yo prefiero
    quitar las cadenas de injusticia,
    desatar las cuerdas del yugo,
dejar libre al oprimido
    y romper todo yugo?
¿No es compartir tu alimento con el que tiene hambre
    y darle hospedaje en tu casa al pobre que no tiene dónde vivir?
¿No es dar de vestir al desnudo
    y dejar de esconderte de tus familiares?

»Entonces tu luz brillará como el amanecer,
    y tus heridas sanarán pronto.
Irá delante de ti quien te declara sin culpa
    y la gloria del SEÑOR te seguirá.
Así tú llamarás y el SEÑOR responderá.
    Gritarás pidiendo ayuda y él te dirá: “Aquí estoy”.

»Si quitas de ti la opresión,
    el dedo acusador y las palabras perversas,
10 si compartes tu alimento con el que tiene hambre
    y satisfaces las necesidades del oprimido,
entonces tu luz brillará como el amanecer.
    Tus sombras serán como luz de mediodía.
11 El SEÑOR te guiará permanentemente,
    dará satisfacción a tus necesidades
cuando estés en tierras resecas,
    y fortalecerá tus huesos.
Serás como un jardín,
    como manantial de agua que nunca se seca.
12 Reconstruirás las ruinas antiguas.
    Edificarás sobre los cimientos antiguos.
Te llamarán “reparador de murallas destrozadas”
    y “restaurador de calles habitadas”.

13 »No te apartes del día de descanso,
    ni hagas negocios en mi día santo.
Llama al día descanso “día de alegría”,
    “día del santo del SEÑOR” y “día de respeto”.
Respeta el día de descanso;
    no realices en él tus actividades normales,
ni sigas tus intereses personales
    ni tampoco hagas negocios ese día.
14 Si así obedeces, entonces encontrarás alegría en el SEÑOR
    y yo haré que cabalgues sobre las cumbres de la tierra.
Haré que disfrutes del país que le di a tu antepasado Jacob».
    El SEÑOR lo ha decidido así.